Desayuno Sorpresa

¿Tienes que hacer un regalo a alguien cercano y se te han acabado las ideas?

Hoy es el cumpleaños de alguien a quien queremos mucho en casa y hemos decidido regalarle algo hecho por nosotros mismos: un Desayuno Sorpresa.

Si quieres sorprender a alguien muy especial, preparar una Caja Desayuno es una buena idea.

Es un regalo muy sencillo y fácil de preparar. Además, conociendo los gustos del destinatario puedes adaptar el contenido y añadir detalles personalizados como globos, velas o una postal hecha por ti.

Para preparar el desayuno sorpresa, puedes usar como base una caja de fresas reciclada. En este caso, yo la he pintado con pintura Chalk Paint de La Pajarita y le he puesto washi tape para decorarla.

Caja Desayuno

Elige los productos que quieras poner en la caja. ¿Es una persona a la que le encanta el dulce? Elige bombones, chocolatinas, batidos o mermelada. Añade zumo, bollería y fruta fresca.

Si por el contrario prefieres preparar una cesta para alguien a quien le guste más lo salado, añade productos como frutos secos, embutidos, panecillos o una lata de aceite de oliva.

Usa botes de cristal bonitos para meter los productos y decora el interior con confetti o virutas de papel.

Una vez preparada, envuelve la caja con celofán transparente y añade un globo o una postal con un bonito mensaje para personalizarla.

Espero que la destinataria de esta caja la disfrute mucho.

¿Te atreves a preparar un Desayuno Sorpresa? ¡Seguro que tu regalo causa sensación!

Arantxa