Emocionario

Hace ya años que tenemos este libro. Es un libro de Cristina Núñez Pereira, de la editorial Palabras Aladas. Una pequeña editorial cuyo objetivo principal es «contribuir a que los niños se conviertan en adultos emocionalmente sanos, llenos de sueños y de voluntad para perseguirlos, capaces de pensar por sí mismos y deseosos de sociabilizar en armonía… mientras disfrutan de una infancia feliz.»

El Emocionario es un diccionario de emociones ilustrado. Describe con sencillez cuarenta y dos estados emocionales y es ideal tanto para pequeños como para mayores. Con él podemos trabajar las emociones, aprender a identificarlas y así poder decir lo que realmente sentimos.

El libro se puede leer de manera tradicional (de principio a fin) o podemos buscar en su índice y elegir la emoción que más nos interese en ese momento. En mi opinión, esta segunda opción es la más adecuada para poder sacar el máximo rendimiento al libro.

Cada una de las emociones incluye una breve explicación y están descritas con unas magníficas ilustraciones (en el libro han colaborado veintidós artistas).

En la página web del libro puedes encontrar material adicional para complementar la lectura:

-una guía de explotación lectora que ofrece pautas de lectura para adaptar el contenido para personas de distintas edades y para emplearlo en diferentes contextos.

–  Fichas de actividades. Organizadas por edades, sirven para profundizar en cada uno de los cuarenta y dos estados emocionales que describe el libro. En las fichas se proponen, por un lado, actividades que ayudan a explorar los textos de una forma más amplia y por otro lado, actividades creativas que invitan a expresar nuestras emociones o a imaginar qué emociones experimentan los demás.

Hacía mucho que no lo leíamos en casa, así que en estos momentos lo estamos disfrutando de nuevo. Al final del día y como lectura antes de irnos a la cama, cada uno elige una o dos emociones y hablamos sobre cómo nos hemos sentido durante la jornada. El hecho de que llevemos tantos días confinados en casa y sin poder salir a la calle hace que pasemos por diferentes estados de ánimo.

También imaginamos qué haremos los primeros días que podamos salir y cómo creemos que nos sentiremos.

Entre otras cosas, lo primero que queremos hacer es ver, abrazar y besar a nuestra familia, amigos, maestr@s del cole y compañeros. En nuestra lista también está poder jugar en el parque, bañarnos en la piscina, pasear por nuestra querida Zaragoza y viajar.

¿Y tú? ¿Has leído el Emocionario?